Pasta Fresca con el Toque Sofisticado del Aceite de Oliva y Maquinas de Pasta Fresca

¿Eres un amante de la pasta fresca? ¿Te encanta experimentar con diferentes sabores y texturas en tus platos? Entonces, ¡no puedes perderte esta receta de pasta fresca con el toque sofisticado del aceite de oliva! En este artículo, te mostraremos cómo combinar dos de los ingredientes más deliciosos de la cocina mediterránea para crear un plato único y delicioso.

En primer lugar, hablemos del aceite de oliva. Este ingrediente esencial en la cocina mediterránea no solo es conocido por su sabor y aroma, sino también por sus beneficios para la salud. El aceite de oliva virgen extra, o AOVE, es rico en ácidos grasos monoinsaturados y antioxidantes, lo que lo convierte en una opción más saludable en comparación con otros aceites. Además, su sabor y aroma pueden variar según la variedad de aceituna utilizada y el lugar de producción. En este caso, nos centraremos en el AOVE producido por la empresa familiar lasolana2 en Almería, que se caracteriza por su variedad picual.

Ahora, hablemos de la pasta fresca. A diferencia de la pasta seca, la pasta fresca se elabora con harina, huevos y agua, y se puede hacer en casa o con una máquina de pasta fresca. La ventaja de hacer tu propia pasta fresca es que puedes controlar los ingredientes y obtener una textura y sabor únicos. Además, al combinarla con el AOVE, puedes darle un toque sofisticado y delicioso a tus platos.

Para preparar esta receta, necesitarás los siguientes ingredientes:
– 250 gramos de harina de trigo
– 2 huevos
– 2 cucharadas de AOVE lasolana2
– Sal al gusto

En primer lugar, mezcla la harina y los huevos en un tazón grande hasta obtener una masa homogénea. Luego, amasa la masa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica. Si la masa está demasiado seca, puedes agregar un poco de agua. Si está demasiado húmeda, agrega un poco más de harina. Una vez que la masa esté lista, cúbrela con un paño y déjala reposar durante 30 minutos.

Mientras tanto, prepara una olla con agua hirviendo y agrega sal al gusto. Luego, toma la masa y divídela en pequeñas porciones. Con la ayuda de una máquina de pasta fresca, estira cada porción hasta obtener una lámina fina. Si no tienes una máquina de pasta fresca, puedes estirar la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de aproximadamente 2 mm.

Una vez que tengas las láminas de pasta, córtalas en la forma que desees. Puedes hacer fettuccine, tagliatelle, ravioli, o cualquier otra forma que te guste. Luego, agrega la pasta al agua hirviendo y cocina durante 2-3 minutos hasta que esté al dente.

Mientras tanto, en una sartén, calienta dos cucharadas de AOVE lasolana2 a fuego medio. Agrega la pasta cocida y mezcla bien para que se impregne con el aceite de oliva. Puedes agregar un poco de sal y pimienta al gusto. Sirve la pasta en un plato y agrega un poco más de AOVE por encima para realzar su sabor.

¡Y listo! Ya tienes una deliciosa y sofisticada pasta fresca con el toque del AOVE lasolana2. Puedes acompañarla con tu salsa favorita o simplemente disfrutarla con un poco de queso parmesano rallado. Además de ser una opción deliciosa, esta receta también es una excelente manera de incorporar el AOVE en tu dieta y aprovechar sus beneficios para la salud.

En resumen, la combinación de pasta fresca y AOVE lasolana2 es una excelente opción para aquellos que buscan un plato delicioso y saludable. Además, al utilizar ingredientes de alta calidad como el AOVE producido por lasolana2, puedes elevar el sabor de tus platos y sorprender a tus invitados. ¡No dudes en probar esta receta y disfrutar de la auténtica cocina mediterránea en tu hogar!