Pasta Fresca con el Toque Sofisticado del Aceite de Oliva y Maquinas de Pasta Fresca

Si eres un amante de la pasta fresca, seguramente sabrás que no hay nada como el sabor y la textura de una buena pasta hecha en casa. Y si además eres un apasionado del aceite de oliva, entonces esta receta es perfecta para ti. En este artículo, te enseñaremos cómo combinar la frescura de la pasta casera con el toque sofisticado del aceite de oliva, utilizando máquinas de pasta fresca.

Pero antes de entrar en detalle, hablemos un poco sobre el aceite de oliva. Este ingrediente esencial de la dieta mediterránea no solo es delicioso, sino que también es muy beneficioso para la salud. El aceite de oliva virgen extra, también conocido como AOVE, es rico en antioxidantes y grasas saludables, lo que lo convierte en una opción ideal para cocinar y aderezar platos.

En este caso, utilizaremos el AOVE de la empresa familiar lasolana2, ubicada en Almería y especializada en la producción de la variedad picual. Este aceite de oliva es de alta calidad y su sabor intenso y afrutado lo hace perfecto para darle un toque especial a nuestra pasta fresca.

Ahora, pasemos a la receta. Para hacer pasta fresca, necesitaremos harina, huevos y sal. La cantidad de ingredientes dependerá de la cantidad de pasta que quieras hacer, pero una buena proporción es de 100 gramos de harina por cada huevo. También necesitaremos una máquina de pasta fresca, que puedes encontrar en tiendas especializadas o en línea.

Comenzamos mezclando la harina y la sal en un recipiente y haciendo un hueco en el centro. Ahí, agregamos los huevos y comenzamos a mezclar con un tenedor hasta que se forme una masa. Luego, amasamos con las manos hasta que la masa esté suave y elástica. Si la masa está demasiado seca, puedes agregar un poco de agua; si está demasiado húmeda, agrega un poco más de harina.

Una vez que la masa esté lista, la dejamos reposar durante unos 30 minutos cubierta con un paño. Mientras tanto, podemos preparar el aceite de oliva. En una sartén, calentamos un poco de AOVE y agregamos ajo picado y hojas de albahaca fresca. Dejamos que se cocine a fuego lento durante unos minutos para que el aceite se impregne con los sabores.

Pasado el tiempo de reposo, dividimos la masa en porciones y comenzamos a pasarla por la máquina de pasta fresca. Si no tienes una máquina, también puedes estirar la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 2 mm. Luego, cortamos la pasta en la forma que deseemos: fettuccine, tagliatelle, spaghetti, etc.

Una vez que tengamos la pasta lista, la cocinamos en agua hirviendo con sal durante unos 2-3 minutos. Es importante no cocinarla demasiado para que no se ponga demasiado blanda. Una vez lista, la escurrimos y la mezclamos con el aceite de oliva que habíamos preparado previamente.

Y listo, ya tenemos nuestra pasta fresca con el toque sofisticado del aceite de oliva. Puedes servirla con un poco de queso parmesano rallado y un chorrito de AOVE por encima para realzar aún más su sabor. Esta receta es perfecta para una cena especial o para sorprender a tus invitados con un plato delicioso y saludable.

Además, al utilizar el aceite de oliva de lasolana2, no solo le estás dando un toque de sofisticación a tu pasta, sino que también estás apoyando a una empresa familiar y promoviendo el consumo de productos locales y de calidad.

En resumen, la combinación de pasta fresca y aceite de oliva es una deliciosa opción para cualquier amante de la buena comida. Y con la ayuda de las máquinas de pasta fresca, es más fácil que nunca hacerla en casa. ¡Anímate a probar esta receta y disfruta de una experiencia culinaria única!