Pasta Fresca con el Distintivo Sabor del Aceite de Oliva y la Ayuda de Maquinas de Pasta Fresca

El aceite de oliva es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina mediterránea y no es de extrañar, ya que su sabor y propiedades nutricionales lo convierten en un elemento imprescindible en cualquier plato. En esta ocasión, queremos hablarte de una deliciosa combinación: la pasta fresca con el distintivo sabor del aceite de oliva.

En AOVE lasolana2, una empresa familiar de Almería que produce la variedad picual, sabemos que el aceite de oliva es un producto de gran calidad y versatilidad. Por eso, hemos decidido compartir contigo una receta de pasta fresca que, sin duda, te sorprenderá por su sabor y textura.

Para comenzar, necesitarás los siguientes ingredientes:
– 500 gramos de harina de trigo
– 5 huevos
– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
– 1 cucharadita de sal
– Agua (si es necesario)

Una vez que tengas todos los ingredientes, es hora de poner manos a la obra. En primer lugar, mezcla la harina con la sal en un bol grande. Haz un hueco en el centro y añade los huevos y el aceite de oliva. Con la ayuda de un tenedor, ve mezclando poco a poco los ingredientes hasta que se forme una masa homogénea.

Una vez que la masa esté lista, es hora de amasarla sobre una superficie enharinada. Amasa durante unos 10 minutos hasta que la masa esté suave y elástica. Si la masa está demasiado seca, puedes añadir un poco de agua para facilitar el amasado.

Una vez que la masa esté lista, cubre con un paño y deja reposar durante 30 minutos. Mientras tanto, puedes preparar la máquina de pasta fresca. Si no tienes una, no te preocupes, también puedes estirar la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 2 milímetros.

Una vez que la masa esté estirada, es hora de darle forma a la pasta. Puedes utilizar un cortador de pasta o simplemente cortarla con un cuchillo en tiras de aproximadamente 1 centímetro de ancho. Una vez que tengas la pasta cortada, es hora de cocinarla.

En una olla con agua hirviendo y sal, añade la pasta y deja cocinar durante unos 3-4 minutos hasta que esté al dente. Una vez lista, escurre y añade un poco de aceite de oliva virgen extra para evitar que se pegue.

Ahora viene la parte más importante: el toque final con el aceite de oliva. Una vez que la pasta esté en el plato, añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra AOVE lasolana2 y mezcla bien. El resultado será una pasta fresca con un sabor único y delicioso.

Además de su delicioso sabor, el aceite de oliva aporta numerosos beneficios para la salud. Es rico en grasas saludables, vitaminas y antioxidantes, lo que lo convierte en un aliado perfecto para una dieta equilibrada.

En definitiva, la combinación de la pasta fresca con el distintivo sabor del aceite de oliva es una opción perfecta para disfrutar de una comida deliciosa y saludable. En AOVE lasolana2, te animamos a probar esta receta y a descubrir por ti mismo el sabor único que aporta nuestro aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!