Pasta Fresca Casera Elevada con el Elegante Sabor del Aceite de Oliva y Maquinas de Pasta Fresca

Si eres un amante de la pasta fresca, seguramente sabes que no hay nada como el sabor y la textura de una buena pasta casera. Y si además eres un fanático del aceite de oliva, entonces esta receta de pasta fresca casera elevada con el elegante sabor del aceite de oliva es perfecta para ti.

En AOVE lasolana2, una empresa familiar de Almería dedicada a la producción de aceite de oliva de la variedad picual, sabemos lo importante que es utilizar ingredientes de calidad en nuestras recetas. Por eso, hoy queremos compartir contigo esta deliciosa receta de pasta fresca casera que te hará sentir como si estuvieras en Italia.

Para empezar, necesitarás una máquina de pasta fresca. Si no tienes una, no te preocupes, también puedes hacerla a mano, aunque llevará un poco más de tiempo y esfuerzo. Pero si eres un verdadero amante de la pasta, una máquina de pasta fresca es una inversión que vale la pena.

Ahora, vamos a los ingredientes. Para la masa de la pasta necesitarás 400 gramos de harina de trigo, 4 huevos, una pizca de sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra de AOVE lasolana2. La clave para una buena pasta casera es utilizar huevos frescos y de buena calidad, así que asegúrate de conseguirlos en tu mercado local.

En un tazón grande, mezcla la harina y la sal. Haz un hueco en el centro y agrega los huevos y el aceite de oliva. Con un tenedor, comienza a mezclar los ingredientes hasta que se forme una masa. Luego, amasa con las manos hasta que la masa esté suave y elástica. Si la masa está demasiado seca, agrega un poco de agua; si está demasiado húmeda, agrega un poco más de harina.

Una vez que tengas la masa lista, cubre con un paño y deja reposar durante 30 minutos. Mientras tanto, puedes preparar el relleno de tu elección. Puedes optar por un relleno clásico de queso ricotta y espinacas, o ser más creativo y probar con una mezcla de setas y jamón serrano.

Una vez que la masa haya reposado, es hora de estirarla. Si estás utilizando una máquina de pasta fresca, sigue las instrucciones del fabricante para estirar y cortar la masa. Si estás haciendo la pasta a mano, divide la masa en porciones más pequeñas y estírala con un rodillo hasta que tenga un grosor de aproximadamente 1 mm.

Ahora, es el momento de darle forma a tu pasta. Puedes hacer fettuccine, tagliatelle, ravioli, lo que sea que te guste. Una vez que tengas la forma deseada, deja secar la pasta durante unos 10 minutos antes de cocinarla.

Para cocinar la pasta, pon una olla grande con agua a hervir y agrega una pizca de sal. Cuando el agua esté hirviendo, agrega la pasta y cocina durante unos 3-4 minutos, o hasta que esté al dente.

Mientras tanto, en una sartén, calienta un poco de aceite de oliva virgen extra de AOVE lasolana2 y agrega el relleno de tu elección. Saltea durante unos minutos y luego agrega la pasta cocida. Mezcla bien y sirve caliente.

La combinación del sabor de la pasta fresca casera con el elegante sabor del aceite de oliva virgen extra de AOVE lasolana2 hará que esta receta sea una de tus favoritas. Además, al utilizar ingredientes de calidad, estarás cuidando tu salud y disfrutando de una comida deliciosa al mismo tiempo.

Esperamos que pruebes esta receta y la disfrutes tanto como nosotros. Y recuerda, si quieres un sabor aún más auténtico, no dudes en utilizar nuestro aceite de oliva virgen extra de la variedad picual en todas tus recetas de pasta fresca casera. ¡Buen provecho!