Pasta Fresca Casera Elevada con el Elegante Sabor del Aceite de Oliva y la Ayuda de Maquinas de Pasta Fresca

Si eres un amante de la pasta, seguramente sabrás que no hay nada como una pasta fresca casera. El sabor y la textura de la pasta hecha en casa son incomparables con las opciones comerciales. Y si además le añadimos el elegante sabor del aceite de oliva, el resultado es simplemente delicioso.

En AOVE lasolana2, una empresa familiar de Almería que se dedica a la producción de aceite de oliva de la variedad picual, sabemos lo importante que es utilizar ingredientes de calidad en nuestras recetas. Por eso, hoy queremos compartir contigo una receta de pasta fresca casera elevada con el sabor del aceite de oliva y la ayuda de máquinas de pasta fresca.

Para empezar, necesitarás los siguientes ingredientes:
– 500 gramos de harina de trigo
– 5 huevos
– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra AOVE lasolana2
– 1 cucharadita de sal
– Agua (si es necesario)

Para preparar la masa, coloca la harina en un bol y haz un hueco en el centro. Añade los huevos, el aceite de oliva y la sal. Con la ayuda de un tenedor, mezcla los ingredientes hasta que se forme una masa homogénea. Si la masa está demasiado seca, puedes añadir un poco de agua para lograr la consistencia adecuada.

Una vez que tengas la masa lista, es hora de amasarla. Puedes hacerlo a mano o con la ayuda de una máquina de pasta fresca. Si optas por la segunda opción, asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante para obtener los mejores resultados.

Una vez que la masa esté bien amasada, déjala reposar durante unos 30 minutos. Esto permitirá que la harina se hidrate y la masa sea más fácil de trabajar.

Ahora viene la parte divertida: dar forma a la pasta. Si tienes una máquina de pasta fresca, sigue las instrucciones para cortar la masa en la forma deseada. Si no tienes una máquina, puedes hacerlo a mano con un rodillo y un cuchillo.

Una vez que tengas la pasta cortada, es hora de cocinarla. Pon una olla grande con agua a hervir y añade un poco de sal. Cuando el agua esté hirviendo, añade la pasta y cocina durante unos 2-3 minutos. La pasta fresca se cocina mucho más rápido que la pasta seca, así que asegúrate de estar pendiente para que no se pase.

Una vez que la pasta esté lista, escúrrela y sírvela con tu salsa favorita. Y aquí viene el toque especial: añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra AOVE lasolana2 a la pasta antes de servirla. El sabor del aceite de oliva realzará el sabor de la pasta y le dará un toque de elegancia.

Como puedes ver, hacer pasta fresca casera no es tan difícil como parece. Con la ayuda de una máquina de pasta fresca y el sabor del aceite de oliva, puedes elevar tus platos de pasta a otro nivel. Además, al utilizar ingredientes de calidad como el aceite de oliva virgen extra AOVE lasolana2, estarás cuidando tu salud y la de tu familia.

Esperamos que pruebes esta receta y disfrutes de una deliciosa pasta fresca casera con el sabor del aceite de oliva. Y si quieres probar nuestro aceite de oliva de la variedad picual, no dudes en visitar nuestra página web y hacernos tu pedido. ¡Te garantizamos que no te arrepentirás!