Pasta Fresca Casera Elevada con el Elegante Sabor del Aceite de Oliva y la Ayuda de Maquinas de Pasta Fresca

Si eres un amante de la pasta, seguramente sabrás que no hay nada como una pasta fresca casera. Elaborar tu propia pasta es una experiencia única que te permite disfrutar de un sabor y textura incomparables. Y si además le añades el elegante sabor del aceite de oliva, el resultado es simplemente delicioso.

En AOVE lasolana2, una empresa familiar de Almería dedicada a la producción de aceite de oliva virgen extra de la variedad picual, sabemos lo importante que es utilizar ingredientes de calidad en la cocina. Por eso, hoy queremos compartir contigo una receta de pasta fresca casera elevada con el sabor del aceite de oliva y la ayuda de máquinas de pasta fresca.

Para empezar, necesitarás los siguientes ingredientes:

– 400 gramos de harina de trigo
– 4 huevos
– 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra AOVE lasolana2
– Una pizca de sal

Para preparar la masa, sigue estos sencillos pasos:

1. En un bol, mezcla la harina con la sal y haz un hueco en el centro.
2. Rompe los huevos en el hueco y añade el aceite de oliva.
3. Con un tenedor, ve mezclando poco a poco los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.
4. Amasa la masa sobre una superficie enharinada durante unos 10 minutos.
5. Forma una bola con la masa y déjala reposar durante 30 minutos en un lugar fresco.

Una vez que la masa ha reposado, es hora de utilizar la máquina de pasta fresca. Si no tienes una en casa, puedes conseguirla fácilmente en tiendas especializadas o en línea. Sigue las instrucciones del fabricante para ajustar la máquina al grosor deseado y pasa la masa por ella varias veces hasta obtener una lámina fina y uniforme.

Ahora llega el momento de dar forma a la pasta. Puedes utilizar un cortador de pasta para hacer fettuccine o tagliatelle, o simplemente cortarla con un cuchillo para hacer raviolis o tortellinis. Una vez que tengas la forma deseada, deja secar la pasta durante unos 30 minutos antes de cocinarla.

Para cocinar la pasta, pon una olla con agua a hervir y añade una pizca de sal. Cuando el agua esté hirviendo, añade la pasta y deja cocinar durante unos 3-4 minutos, o hasta que esté al dente. Una vez lista, escurre la pasta y sírvela con tu salsa favorita.

Pero ¿qué hace que esta pasta fresca casera sea tan especial? Sin duda, el uso del aceite de oliva virgen extra AOVE lasolana2. Este aceite, elaborado con la variedad picual, se caracteriza por su sabor afrutado y suave, con un toque ligeramente amargo y picante. Además, su alto contenido en ácido oleico lo convierte en una opción saludable para cocinar.

El aceite de oliva no solo aporta un sabor único a la pasta, sino que también ayuda a que la masa sea más fácil de trabajar y le da una textura más suave y elástica. Además, al ser un ingrediente natural, no contiene aditivos ni conservantes, lo que lo convierte en una opción más saludable que otros aceites o grasas.

En resumen, la combinación de pasta fresca casera y aceite de oliva virgen extra AOVE lasolana2 es una verdadera delicia para el paladar. No solo estarás disfrutando de un plato delicioso, sino que también estarás utilizando ingredientes de calidad que aportan beneficios para la salud. Así que la próxima vez que quieras sorprender a tus invitados con una pasta casera, no dudes en probar esta receta con el toque especial del aceite de oliva. ¡Buen provecho!