Pasta Fresca Casera con el Elegante Sabor del Aceite de Oliva y la Ayuda de Maquinas de Pasta Fresca

Si eres un amante de la pasta, seguramente sabrás que no hay nada como una pasta fresca casera. El sabor y la textura de la pasta hecha en casa es incomparable con la pasta seca que se encuentra en los supermercados. Y si además le añadimos el elegante sabor del aceite de oliva, el resultado es simplemente delicioso.

En AOVE lasolana2, una empresa familiar de Almería dedicada a la producción de aceite de oliva de la variedad picual, sabemos lo importante que es utilizar ingredientes de calidad en nuestras recetas. Por eso, hoy queremos compartir contigo nuestra receta de pasta fresca casera con el toque especial del aceite de oliva.

Para comenzar, necesitarás una máquina de pasta fresca. Si no tienes una, no te preocupes, también puedes hacerla a mano, aunque el proceso será un poco más laborioso. Una vez que tengas la máquina, los ingredientes que necesitarás son los siguientes:

– 500 gramos de harina de trigo
– 5 huevos
– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
– Una pizca de sal

Comenzamos mezclando la harina con los huevos, el aceite de oliva y la sal en un bol grande. Amasamos hasta obtener una masa homogénea y suave. Si la masa está demasiado seca, puedes añadir un poco de agua. Si está demasiado húmeda, añade un poco más de harina.

Una vez que tengamos la masa lista, la dejamos reposar durante 30 minutos en un lugar fresco y cubierta con un paño húmedo. Mientras tanto, podemos aprovechar para preparar el relleno de nuestra pasta, si lo deseamos.

Pasado el tiempo de reposo, dividimos la masa en varias porciones y comenzamos a pasarlas por la máquina de pasta. Primero, pasamos la masa por el rodillo más ancho y luego vamos disminuyendo el grosor hasta obtener la textura deseada. Si no tienes una máquina de pasta, puedes estirar la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 2-3 milímetros.

Una vez que tengamos la masa estirada, podemos cortarla en la forma que deseemos: tallarines, espaguetis, raviolis, etc. Si optamos por hacer raviolis, podemos utilizar el relleno que hayamos preparado previamente y sellarlos con un poco de agua.

Ahora llega el momento de cocinar nuestra pasta fresca. En una olla grande, ponemos a hervir agua con sal y cocinamos la pasta durante unos 3-4 minutos, hasta que esté al dente. Es importante no cocinarla demasiado para que no se rompa.

Una vez que la pasta esté lista, la escurrimos y la mezclamos con nuestra salsa favorita. Y aquí es donde entra en juego el aceite de oliva. En AOVE lasolana2, recomendamos utilizar nuestro aceite de oliva virgen extra para darle un toque de sabor y elegancia a nuestra pasta fresca casera.

El aceite de oliva virgen extra es un ingrediente muy versátil en la cocina, ya que no solo aporta un sabor único, sino que también es beneficioso para nuestra salud. Además, al ser un producto de calidad, nos aseguramos de que nuestra pasta tenga un sabor excepcional.

En resumen, si quieres disfrutar de una deliciosa pasta fresca casera con un toque especial, no dudes en probar nuestra receta con aceite de oliva virgen extra. Y recuerda, en AOVE lasolana2, producimos un aceite de oliva de la variedad picual de alta calidad, perfecto para darle un toque de elegancia a tus platos. ¡Buen provecho!