Los Secretos del Aceite de Oliva Virgen Extra en la Filosofía Realfooding

El Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) es uno de los alimentos más valorados en la filosofía Realfooding. Y no es para menos, ya que este oro líquido no solo es delicioso, sino que también aporta numerosos beneficios para nuestra salud. En este artículo, te desvelaremos los secretos del AOVE en la filosofía Realfooding y por qué deberías incluirlo en tu dieta.

Pero antes de entrar en materia, es importante destacar que no todos los aceites de oliva son iguales. El AOVE es la máxima categoría de calidad del aceite de oliva, y se obtiene únicamente mediante procesos mecánicos y sin ningún tipo de tratamiento químico. Además, debe tener un sabor y aroma característicos, así como una acidez máxima de 0,8 grados. Por lo tanto, es fundamental elegir un AOVE de calidad para poder disfrutar de todos sus beneficios.

En la filosofía Realfooding, se promueve el consumo de alimentos reales, es decir, aquellos que no han sido procesados ni contienen aditivos artificiales. Y el AOVE cumple con todos estos requisitos. Al ser un producto natural, conserva todas sus propiedades nutricionales, como ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y antioxidantes. Además, su consumo se asocia con la prevención de enfermedades cardiovasculares, gracias a su efecto antiinflamatorio y regulador del colesterol.

Pero ¿cómo podemos incorporar el AOVE en nuestra dieta de manera saludable? La respuesta es sencilla: utilizándolo como principal fuente de grasa en nuestras comidas. En lugar de optar por aceites refinados o grasas saturadas, como la mantequilla, podemos utilizar AOVE para cocinar, aliñar ensaladas o incluso para hacer postres. De esta manera, estaremos aportando a nuestro cuerpo grasas saludables y evitando los efectos negativos de otros tipos de grasas.

Otro de los secretos del AOVE en la filosofía Realfooding es su versatilidad en la cocina. A diferencia de otros aceites, el AOVE no pierde sus propiedades al ser calentado, por lo que podemos utilizarlo para freír, hornear o incluso para hacer mayonesa casera. Además, su sabor y aroma aportan un toque especial a cualquier plato, convirtiéndolo en un ingrediente imprescindible en la cocina realfooder.

Pero no solo es importante elegir un AOVE de calidad, sino también saber cómo conservarlo adecuadamente. El AOVE es sensible a la luz, al calor y al aire, por lo que es recomendable almacenarlo en un lugar fresco y oscuro, y consumirlo en un plazo de 6 meses desde su apertura. De esta manera, nos aseguramos de que conserva todas sus propiedades y sabor.

En resumen, el AOVE es un alimento esencial en la filosofía Realfooding, ya que cumple con todos los requisitos de un alimento real y aporta numerosos beneficios para nuestra salud. Además, su versatilidad en la cocina lo convierte en un ingrediente imprescindible para cualquier realfooder. Así que ya sabes, elige un AOVE de calidad y disfruta de sus secretos en tus comidas. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!