Guía Paso a Paso: Cómo Hacer Jabón con Aceite de Oliva Virgen Extra

¿Estás buscando una forma natural y sostenible de cuidar tu piel? ¿Te gustaría aprender a hacer tu propio jabón casero con ingredientes de calidad? ¡Entonces estás en el lugar correcto! En esta guía paso a paso, te enseñaremos cómo hacer jabón con aceite de oliva virgen extra, una opción saludable y respetuosa con el medio ambiente.

El aceite de oliva virgen extra (AOVE) es conocido por sus numerosos beneficios para la salud, pero también es un ingrediente estrella en la elaboración de jabones. Este aceite vegetal es rico en ácidos grasos esenciales y antioxidantes, lo que lo convierte en un ingrediente ideal para cuidar y proteger nuestra piel.

Paso 1: Reúne los ingredientes y materiales necesarios

Para hacer tu propio jabón con AOVE, necesitarás los siguientes ingredientes y materiales:

– 500 gramos de aceite de oliva virgen extra
– 200 gramos de agua destilada
– 70 gramos de sosa cáustica
– 10-15 gotas de aceites esenciales (opcional)
– Un molde para jabón
– Un termómetro
– Guantes de goma
– Gafas de protección
– Una cuchara de madera
– Una báscula de cocina
– Papel de pH
– Toallas de papel

Es importante tener en cuenta que la sosa cáustica es un producto químico corrosivo, por lo que es necesario tomar precauciones al manipularlo. Asegúrate de usar guantes y gafas de protección durante todo el proceso.

Paso 2: Prepara la mezcla de sosa cáustica

En un recipiente de vidrio o plástico resistente al calor, vierte los 200 gramos de agua destilada y, con mucho cuidado, añade los 70 gramos de sosa cáustica. Es importante que viertas la sosa en el agua y no al revés, ya que esto puede causar una reacción peligrosa. Mezcla bien con la cuchara de madera hasta que la sosa se disuelva por completo.

Paso 3: Calienta el aceite de oliva

En una olla o cacerola, calienta los 500 gramos de aceite de oliva a fuego medio hasta que alcance una temperatura de 40-45 grados Celsius. Retira del fuego y deja que se enfríe hasta alcanzar la misma temperatura que la mezcla de sosa cáustica.

Paso 4: Mezcla la sosa cáustica y el aceite de oliva

Una vez que ambas mezclas hayan alcanzado la misma temperatura, vierte la mezcla de sosa cáustica en el aceite de oliva. Usa la cuchara de madera para mezclar bien hasta que la mezcla se vuelva espesa y tenga una consistencia similar a la de la mayonesa.

Paso 5: Añade los aceites esenciales (opcional)

Si deseas darle un aroma a tu jabón, este es el momento de añadir 10-15 gotas de aceites esenciales de tu elección. Puedes optar por aceites esenciales de lavanda, eucalipto, naranja, entre otros. Mezcla bien para distribuir el aroma por toda la mezcla.

Paso 6: Vierte la mezcla en el molde

Una vez que la mezcla esté lista, viértela en el molde para jabón. Puedes usar un molde de silicona o forrar uno de metal o plástico con papel encerado para facilitar la extracción del jabón una vez que esté listo.

Paso 7: Deja que el jabón se endurezca

Cubre el molde con una toalla de papel y déjalo reposar durante 24 horas. Durante este tiempo, la mezcla se solidificará y se convertirá en jabón.

Paso 8: Desmolda y corta el jabón

Una vez que el jabón esté completamente sólido, desmolda y córtalo en trozos del tamaño deseado. Si usaste un molde de silicona, simplemente presiona suavemente para liberar el jabón. Si usaste un molde forrado con papel encerado, simplemente levanta el papel para sacar el jabón.

Paso 9: Deja que el jabón cure

Para obtener un jabón más suave y duradero, es recomendable dejar que cure durante 4-6 semanas antes de usarlo. Durante este tiempo, el jabón continuará endureciéndose y secándose.

¡Y eso es todo! Ahora tienes tu propio jabón casero hecho con aceite de oliva virgen extra, un producto natural y beneficioso para tu piel. Recuerda almacenarlo en un lugar fresco y seco para prolongar su duración.

En AOVE lasolana2, una empresa familiar de Almería que produce la variedad picual, nos enorgullece ofrecer aceite de oliva virgen extra de alta calidad para el cuidado de la piel. ¡Anímate a probar esta receta y disfruta de los beneficios del AOVE en tu rutina de