El aceite de oliva virgen extra en la elaboración de platos de mariscos fritos

¿Quieres saber cómo preparar platos de mariscos fritos con aceite de oliva virgen extra? ¡Aquí te lo contamos!

El aceite de oliva virgen extra es uno de los mejores aceites para cocinar, especialmente para platos de mariscos fritos. Esto se debe a que el aceite de oliva virgen extra es rico en ácidos grasos monoinsaturados, que son muy saludables para el corazón. Además, el aceite de oliva virgen extra es una fuente de antioxidantes, lo que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y a mejorar la salud general.

El aceite de oliva virgen extra es una excelente opción para freír los mariscos, ya que tiene un punto de humo más alto que otros aceites. Esto significa que el aceite de oliva virgen extra puede soportar temperaturas más altas sin quemarse, lo que ayuda a evitar que los alimentos se quemen. Además, el aceite de oliva virgen extra es una buena opción para los platos de mariscos fritos porque le da un sabor único y delicioso a los alimentos.

Es importante tener en cuenta que el aceite de oliva virgen extra no es un aceite de uso general. Debe usarse solo para freír alimentos a temperaturas altas. Si se usa para cocinar a temperaturas más bajas, el aceite de oliva virgen extra puede volverse amargo y perder sus propiedades saludables.

Para preparar platos de mariscos fritos con aceite de oliva virgen extra, primero debes elegir los mariscos adecuados. Los mejores mariscos para freír son los camarones, los calamares, las almejas y los mejillones. Asegúrate de que los mariscos estén frescos y limpios antes de freírlos.

Una vez que hayas elegido los mariscos, es hora de preparar la mezcla para freír. Para esto, necesitarás harina, sal, pimienta y un huevo. Mezcla todos los ingredientes en un tazón y agrega un poco de aceite de oliva virgen extra. Mezcla bien para que todos los ingredientes se incorporen.

Ahora es el momento de freír los mariscos. Calienta el aceite de oliva virgen extra en una sartén a fuego medio-alto. Cuando el aceite esté caliente, sumerge los mariscos en la mezcla de harina y huevo y fríelos hasta que estén dorados. Retira los mariscos de la sartén y colócalos en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

¡Ya está listo tu plato de mariscos fritos con aceite de oliva virgen extra! Esta receta es una excelente opción para los amantes de los mariscos, ya que es saludable, deliciosa y fácil de preparar. Además, el aceite de oliva virgen extra le da un sabor único a los mariscos y los hace aún más sabrosos. ¡Esperamos que disfrutes de esta receta!