Cafeteras y Aceite de Oliva: Una Fusión Culinaria que No Puedes Dejar de Probar

El aceite de oliva es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina mediterránea y no es de extrañar, ya que no solo aporta un sabor único a los platos, sino que también es conocido por sus beneficios para la salud. Pero, ¿qué pasaría si te dijera que hay una forma de llevar el uso del aceite de oliva a otro nivel? Sí, has leído bien, estamos hablando de una fusión culinaria que no puedes dejar de probar: cafeteras y aceite de oliva.

En los últimos años, ha habido un aumento en la popularidad de las cafeteras de émbolo o prensa francesa, ya que permiten obtener un café con un sabor más intenso y una textura más cremosa. Pero, ¿qué pasaría si en lugar de utilizar agua caliente para preparar tu café, utilizas aceite de oliva? Puede sonar extraño, pero esta combinación es una práctica común en países como Italia y España, donde el aceite de oliva es un ingrediente básico en la cocina.

Entonces, ¿cómo se prepara esta fusión culinaria? Es muy sencillo, solo necesitas una cafetera de émbolo, café molido y aceite de oliva de calidad. En este caso, recomendamos el aceite de oliva virgen extra de la variedad picual de AOVE lasolana2, una empresa familiar de Almería que se dedica a producir aceite de oliva de alta calidad.

Una vez que tengas todos los ingredientes, sigue estos pasos:

1. Calienta el aceite de oliva en una olla a fuego medio hasta que alcance una temperatura de 80-85 grados Celsius.

2. Mientras tanto, muele tu café y colócalo en la cafetera de émbolo.

3. Una vez que el aceite de oliva esté caliente, viértelo en la cafetera y deja reposar durante unos minutos.

4. Presiona lentamente el émbolo hacia abajo para filtrar el café y el aceite de oliva.

5. ¡Disfruta de tu café con un toque diferente!

Pero, ¿por qué deberías probar esta fusión culinaria? Además de darle un sabor único a tu café, el aceite de oliva también aporta beneficios para la salud. Es rico en antioxidantes y ácidos grasos monoinsaturados, que ayudan a reducir el colesterol y proteger el corazón. Además, el aceite de oliva también es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y su capacidad para mejorar la digestión.

Además, al utilizar aceite de oliva en lugar de agua caliente, obtendrás un café con un sabor más suave y menos amargo. Esto se debe a que el aceite de oliva no contiene ácido clorogénico, que es el responsable del sabor amargo del café.

Pero recuerda, para obtener los mejores resultados, es importante utilizar un aceite de oliva de calidad como el de AOVE lasolana2. Este aceite de oliva virgen extra de la variedad picual se produce de manera artesanal y se extrae en frío, lo que garantiza su calidad y sabor.

En resumen, si eres amante del café y del aceite de oliva, no puedes dejar de probar esta fusión culinaria. No solo le dará un toque diferente a tu café, sino que también aportará beneficios para tu salud. Así que la próxima vez que prepares tu café, ¡no dudes en utilizar aceite de oliva en lugar de agua caliente!